06 Ene 2012 - Test Fiat Qubo
El mejor de todos
Con ese título se resume todo. Viniendo de Europa, posee diseño, equipamiento y terminaciones muy superiores. El motor, su punto más débil.

Las líneas son únicas y el equipamiento también.

El segmento de los vehículos multipropósito en la Argentina es muy particular. Casi desde siempre, el referente fue el Renault Kangoo, aunque también compiten allí el Peugeot Partner (segundo en ventas) y su hermano el Citroën Berlingo.


Pero es particular porque no sigue los parámetros de otros. Desde el lanzamiento de Kangoo, hace más de 10 años, éste recibió una única actualización importante. Lo mismo ocurrió con los productos del grupo PSA.


Es por esto que la decisión de Fiat de comenzar a importar el Qubo desde Turquía, es arriesgada, pero tiene muchas chances de suceso. La inflación que sufre la Argentina hace cinco años, permite que pueda importarse un auto producido en Europa y que, aún pagando 35% de arancel de ingreso, se pueda vender a un precio igual o menor que uno de fabricación nacional (sus tres mencionados rivales).


Nos tocó probar la versión de pasajeros, llamada Qubo, en su versión Dynamic, que cuesta 93.200 pesos. Sin dudas que lo más impactante es el diseño. Tiene la estética moderna de los vehículos europeos del segmento, y en este ítem es donde más distancia pone con sus rivales.


Diseño novedoso


El paragolpes es enorme, porque el capó es muy chico y se encuentra retrasado. De esta forma, se ubicó el motor más abajo, y se lo separó mucho de la trompa del auto. Esto cumple mejor las medidas de seguridad, y la protección de peatones, ante una colisión.


El lateral muestra guardabarros “engordados” y la línea de cintura que se va elevando, siendo la ventanilla de atrás más chica que la de adelante, y la del baúl mucho más aún. El portón trasero es simple, relativamente liviano y se puede cerrar fácilmente.


El interior también se muestra algo más sofisticado que el de sus rivales. En contraposición a estos, muestra un tablero muy alto, casi como el de un auto. Los plásticos son de buena calidad, y no da la sensación de que vaya a ser un producto ruidoso con el tiempo.


Cuenta con un buen equipo de audio, con conexión USB y comando satelital al volante. El climatizador es algo lento en estos días de calor, pero luego consigue enfriar bien el habitáculo.


Una buena y una mala. Las butacas podrían mejorarse. Son duras, extremadamente duras, y no poseen ningún tipo de sujeción. No obstante, la del conductor se regula en altura. Lo bueno es la calidad de las puertas, que cierran en forma consistente, y el excelente trabajo de las puertas corredizas traseras.

 

Motor chico


La mecánica es única en cuanto a sus versiones. Equipa un motor 1.4, naftero, de dos válvulas por cilindro, que eroga 73 caballos. Está acoplado a una caja manual, de cinco marchas.


Dentro de las cosas negativas tenemos que señalar que le cuesta mucho el tránsito a bajas revoluciones. En la ciudad nos obligará a utilizar cambios bajos, para mantenerlo siempre cercano a las 3 mil vueltas. Esto hace que el consumo en este ámbito sea de 9,5 km/l, que no es malo, pero podría ser mejor.


La caja es algo gomosa en su mecanismo, y a veces cuesta encontrar la quinta marcha. Pero es precisa en casi todos los cambios, y para nada ruidosa. Los ruidos tampoco provienen del motor, que está excelentemente insonorizado.


Viajar en la ruta o en autopista es realmente un placer. El motor va cargado en vueltas, ya que a 130 km/h circulamos a casi 4 mil r.p.m. Pero no se escucha para nada. La suspensión es muy aspera para la ciudad. Combinada con las butacas duras, es, tal vez, el punto más flojo de este Qubo. Pero en la ruta, o en un camino parejo, el funcionamiento es impecable. Y, además, es mucho más silenciosa que la de los competidores.


En ruta podemos lograr consumos de hasta 12 km/l, logrando una buena autonomía de viaje, si tenemos en cuenta que equipa un tanque de 45 litros. La velocidad máxima, como en todos los vehículos del segmento, no es importante. Alcanza los 148 km/h, aunque no es un producto pensado para andar rápido.


Sus rivales equipan motores 1.6, de algo más de 90 caballos y de mejor respuesta. También ofrecen motorización diesel, aunque lo fuerte del segmento son los nafteros, por obvias razones.


Las dimensiones y pesos son similares a las de la competencia. Pero el Qubo establece una importante diferencia en el equipamiento de seguridad. Las versiones convencionales de Kangoo, Partner o Berlingo no ofrecen bolsas de aire. Sí lo hacen en las versiones más equipadas.


Qubo incorpora bolsas de aire frontales y laterales, sensor de estacionamiento y sistema de frenos con ABS y EBD en toda la gama. Esto es un diferencial irrefutable, si tenemos en cuenta que los precios son iguales, por ejemplo, a los de Kangoo.


Además, en esta versión más equipada, incorpora ordenador de a bordo y el sistema Blue & Me, con Bluetooth y funciones con comando por voz. El último de los diferenciales remarcables es su garantía, de 3 años o 100 mil kilómetros.

 

El mejor

 

En resumen, Fiat trae de Europa un producto superior a los nacionales, al mismo precio. El punto será ver cuánto tiempo podrá sostener estos precios, dependiendo de los ajustes cambiarios. Hoy el euro, moneda en que se importa el Qubo, está en un nivel bajo, y el peso en un nivel altísimo. Si esta situación cambia podrían cambiar los valores, o Fiat tendría que resignar rentabilidad para seguir participando del segmento.


La poca potencia, el poco torque a bajo régimen y la dureza de las butacas son sus puntos criticables. Pero en diseño, seguridad, equipamiento de confort, modernidad y calidad de terminación, el Qubo eleva el listón tan alto, que hoy nadie puede alcanzarlo.
Habrá que ver, entonces, que hace la competencia al respecto y qué tan consistente puede ser Fiat en este segmento, dependiendo desde Europa. La participación de mercado que tenga dependerá de las unidades que la marca pueda importar. Acá corre en desventaja con sus rivales nacionales. Pero pergaminos le sobran y hoy, sin dudas, es lo mejor del segmento.


5 Comentarios
Comentarios
29 Mar 2012
Juan Carlos: Hola no quiero defraudar a nadie, ni tampoco desepcionarlos pero si quieren comprar una Dodge Journey esperen un poquito asi se compran una Fiat Freemont que seria el mismo vehiculo y aparte les bajaria el precio en cuanto a repuestos ya que por ahora las piezas vienen al pais a cuenta gotas y demoradas por pasar primero por las oficinas de Daimler/Chrysler. Por otro lado el motor del Qubo no es el Fire sino que por ser un producto que en europa comparte con Psa y Renault cuenta con el motor 1.4 que equipa al Citroen C3, Peugeot 206 que en nuestro pais se comercializa desde la entrada de los primeros Peugeot 205. Suerte con la decisión

09 Mar 2012
Luis Alberto: Joaquín, vamos juntos, a ver si nos hacen descuento y compramos dos. La qubo ya la descarté y creo me voy a ir a una dodge, tambien. No es mi idea, quiero algo mediano y eficiente para que lo pueda manejar mi señora, y una jurney es enooorme. El motor del PT es muy bueno. Incluso, no creas todo lo que dicen en internet sobre el auto, por esos comentarios negativos, en su momento casi no lo compro y es lo mejor que he tenido hasta ahora. Por eso, quiero ser muy cuidadoso al momento de hacer un cambio porque me estoy bajando de una Nave (sin exagerar). No dudes en la Dodge, tengo un amigo que posee una, y me decía la semana pasada que es un producto excelente. No se si el motor es el mismo que el del PT, supongo que sí, y es un caño. Suerte!

29 Feb 2012
joaquin: Luis te comento tengo un fiat palio weekend 1.4 el mismo motor q el qubo y no es el mejor en respuesta pero es muy ahorrador 13.5 km/l y en ciudad con aire calculale unos 12km/l depaso te pregunto q tal es el motor de la PT ya que tengo ganas de cambiarlo x una dodge jurney 2.4 16v q creo es el mismo motor

09 Mar 2012
Luis Alberto: Excelente y objetivo el test. Estuve a punto de adquirir una Qubo Dynamic, y me freno la potencia del motor, no me animé. Tengo un Chrysler PT Cruiser, el cual es un autazo, pero por razones que se me agrandó la familia, tengo que irme a algo mas espacioso. Que me dicen amigos? Voy a sufrir mucho con este motorcito 1.4?...sus aportes seran de inmensa ayuda.

29 Feb 2012
joaquin: Es muy cierto lo del motor tendría que venir el multiair, tengo una weekend 1.4 y a 120 ya vas muy envueltado; fiat es muy pobre con el tema de motores, pero no hay que negar que los motor e-torq que sacaron son muy buenos lastima qu no traigan la adventuro loker con el 1.8 16v. Volviendo al tema personalmente no es un vehículo de mi tipo,antes de traer el Qubo tendrían que traer el fiat Doblo que por lo que veo es un muy buen auto ya que en brasil tiene mucha aceptación.

Comentar nota