14 Mar 2012 - Renault Duster 4x2
Tracción simple, opción doble
La versión de tracción simple del producto de la marca francesa tiene bondades del 4x4, siendo una alternativa para ubicarse en el segmento dominado por el Ecosport.

Toda la pinta de un auto que logra desatar reacciones desde su diseño.

El Renault Duster es un producto que llegó básicamente para corroer parte del mercado ganado por el Ecosport, un vehículo que cuando apareció hace casi una década ofrecía una propuesta tan original como efectiva para captar clientes.

 

El extraordinario éxito del producto de Ford fue tan grande que sus competidores creyeron haber encontrado el antídoto en versiones maquilladas y decoraciones tipo “off-road”. Pero ninguno de ellos tenía la originalidad del Ecosport, ni antes ni después.

 

El Duster es el primer vehículo que realmente llega para hacer ruido en tan particular segmento, donde el cliente parece buscar un auto que lo haga ver sentado a su volante más arriba de lo que puede pagar por él. Ya era hora de que apareciese un rival que por lo menos prometa competirle. Los resultados están aún por verse, pero lo cierto es que Ford está a punto de renovar su Ecosport por primera vez en nueve años, y lo hace con un producto totalmente nuevo y global, aprovechando su éxito nacido en el Mercosur y como respuesta a las inevitables renovaciones de los otros jugadores que también incluyen una “mini Captiva” en un futuro no tan lejano.

 

La estrategia de Renault con el Duster, desde su lanzamiento el año pasado, fue la de querer posicionarlo como un verdadero vehículo todo terreno, nacido para transitar fuera del camino. Las ventas de versiones 4x4 del Ecosport no son tantas en la torta del producto, pero los directivos del rombo esperan consolidar un 40% para su SUV compacto con esa tracción.

 

A prueba

 

Luego de haber probado originalmente la versión 4x4, Renault Argentina nos facilitó un Duster 4x2, y trataremos de marcar las diferencias respecto de ese otro producto (ver nota relacionada). Muchas no vamos a encontrar en cuanto a diseño, porque son prácticamente iguales. El auto está basado en la plataforma B0, la misma de Sandero y Logan, lo que asegura un buen espacio interior. Cuatro pasajeros pueden viajar cómodamente. Los de atrás estarán muy cómodos si son dos y deberán apretarse un poco si son tres, aunque tiene esa cantidad de apoyacabezas.

 

El espacio del baúl es de lo mejor que podemos encontrar en un auto de ese porte, otro punto que lo favorece. Y la versión 4x2 saca ventaja respecto de la que tiene tracción integral en ese aspecto, porque su capacidad, de 475 litros, es casi un 20 por ciento mayor. Esto se debe a la ausencia de diferencial en el eje trasero.

 

Esa buena capacidad interior choca un tanto con la calidad de los materiales, pero ése es quizás el aspecto que más redunda en haber conseguido un vehículo con precio competitivo. El Duster ofrece buenos espacios para guardar objetos, incluso uno muy particular adosado al techo entre ambas plazas delanteras pero que es más útil para quienes viajen atrás.

 

El motor de la unidad probada es el naftero M4R, de dos litros de cilindrada y 16 válvulas. Eroga 138 CV de potencia y es el mismo del 4x4. Acoplado a una caja manual de seis marchas, relacionada de manera diferente que en aquél, conforman un paquete apetecedor.

 

Para circular por la ciudad podremos prescindir de la sexta marcha si así lo deseamos, pero en la ruta la cosa cambia. Se pueden estirar los cambios hasta casi las 6.000 r.p.m., auqnue en alta el motor, que es algo rumoroso pero no tanto como para llegar a incomodar, pierde rendimiento.

 

Circulando a 130 km/h el régimen baja a 3.300 r.p.m. (desde las 3.700) si colocamos la quinta. Tengamos en cuenta que en sexta va prácticamente en el torque, que es de 19,7 kgm a 3.750 vueltas. Ahí recorre 11,5 kilómetros con cada litro de combustible.

 

La primera es corta, pero no tanto como el del 4x4, que necesita otro escalonamiento por no poseer caja reductora. Lo mismo sucede con las tres marchas más bajas, siendo la quinta y la sexta sobremarchas.

 

El uso de la relación más larga ayuda relajar el régimen de la planta motriz, que pasa a ser de 3.000 r.p.m. a 120 km/h y de apenas 2.500 a 100 km/h, siempre constantes. La máxima supera los 170 km/h y el auto frena correctamente.

 

El despeje es el mismo de la versión 4x4, suficiente entonces para no sufrir con los lomos de burro citadinos, donde el Duster logra moverse con la comodidad que se puede esperar de un auto de 4,3 metros de largo. Otra diferencia con el 4x4 es que aquél tiene una suspensión trasera de desarrollo específico.

 

Conclusiones

 

En cuanto a equipamiento, la versión Privilege probada tenía doble airbag, elemento que viene de serie en el Duster, y ABS, del que carecen los otros niveles más bajos, llamados Expression y Dynamique, y que son los que equipan el motor 1.6 de 110 caballos.

 

El Duster 4x2 tiene un precio de 90 mil pesos para la entrada de gama, valor competitivo si tenemos en cuenta que el Ecosport más barato, hasta que llegue el nuevo, tiene un valor algún peso menor pero que viene con motor de ocho válvulas.

 

Quien quiera el Privilege, el probado en esta nota, tendrá que desembolsar 20 mil pesos más, pero ya dispondrá del propulsor grande y de la caja de sexta. Sin embargo, equivale a un ahorro de casi 24 mil pesos respecto del 4x4. Así que si lo que busca es sentirse como si estuviera en un todo terreno pero usándolo apenas en el ámbito urbano, el 4x2 le caerá de maravillas en todo sentido.


Fotos: Ismael Gómez


Columnista

Diego Janczur

@DiegoJanczur

2 Comentarios
Comentarios
01 Aug 2012
lucas: un visionario le amigo de arriba... es una belleza el duster saludos gente

12 May 2012
DANIEL HUGO: HOLA AMIGOS ME PARECE QUE ESTE NI SOMBRA LE VA HACER A LA ECOSPORT SALUDOS CORDIALES

Comentar nota